Nuestra Historia

Según consta en el archivo de la hermandad, por escritura de donación, en el mes de diciembre de 1940 los hermanos D. José y Dña. Amparo Zambrano Ramos ceden a la Hermandad los terrenos que en la actualidad ocupa nuestra casa de Hermandad y la parcela de jardín delantero. Estos terrenos eran conocidos como Huerta de la Cruz, estando en aquel momento ocupados por una vivienda con patio de la familia Zambrano, de la cual se conservan un plano dibujado por el propio José Zambrano, así como un documento manuscrito de la cesión. A lo largo de 1941 se levanta…
El primer paso con el que el Señor de la Victoria procesionó en 1940 fue prestado por la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Alcalá de Guadaira1. Las andas, talladas en 1930 por Martínez de León bajo la dirección de José Recio, eran de color oscuro. El Señor fue solo en el paso, con la cruz donada por Manuel Casana a sus pies, tumbada sobre el monte. Pasada la primera Semana Santa se inician las gestiones para adquirir un paso en propiedad; puesto que la Hermandad de San Isidoro iba a estrenar uno nuevo, se nombró una comisión para…
Villa Soledad, casa de la familia Zambrano, fue el primer lugar del barrio de El Porvenir donde estuvo la imagen de María Santísima de la Paz hasta su bendición, la singularidad de la edificación puede verse en las imágenes. Fotografías de Villa Soledad. El 5 de junio de 1939, la imagen fue trasladada en coche de caballos por varios miembros de la Junta Organizadora desde el estudio-casa del escultor Antonio Illanes, en la calle Santiago nº 2, hasta Villa Soledad, donde vivía la señorita Rosa Zambrano, primera camarera de la Virgen, situada en la Avenida de la Borbolla, entre las…
La primera estación de penitencia de la Hermandad, fue fruto del duro trabajo de nuestros hermanos fundadores, quienes movieron cielo y tierra para que la cofradía saliera con la máxima dignidad posible en aquellos tiempos de posguerra. La Hermandad por aquellos primeros años no contaba con los enseres necesarios para esa primera salida e incluso ni los pasos que portaran a nuestros titulares. En cambio, al Porvenir empiezan a llegar los primeros préstamos de enseres, donativos y regalos para el exorno de nuestros titulares, así reza un oficio del secretario José Leyva a Dña. Carmen M. Azcoytia en agradecimiento por…
El paso del Señor de la Victoria se caracteriza por su gran longitud (5,32 metros mide la parihuela), adecuada para disponer las cinco figuras que componen el misterio. Los respiraderos presentan un perfil inferior mixtilíneo, con caída en forma de pabellón, según el modelo definido en los respiraderos del paso del Señor de la Sentencia construidos por José Gil en 1910. La profusa y abigarrada decoración barroca de hojas de acanto se salpica con pequeños ramilletes de flores, situándose en el centro de cada paño una cartela oval. En la de la delantera, aparece el anagrama del nombre de Jesús…
En junio de 1946 la Hermandad celebró Cabildo General Ordinario donde el Hermano Mayor anunció a los Hermanos la intención de realizar un palio de malla para la Virgen de la Paz y nueva orfebrería, creándose una comisión formada por Manual Robles Machado, Joaquín Gutiérrez Ortega y José Granados de la Vega para la gestión y seguimiento del asunto. Al año siguiente, en 1947 se comienza a bordar el palio en malla de plata en los talleres de Leopoldo Padilla, siguiéndose un dibujo original del entonces jovencísimo pintor de Gilena Francisco Maireles Vela, que llegaría a ser catedrático de la…
José Granados de la Vega (Sevilla, 1898-?), fue un destacado arquitecto sevillano de la primera mitad del siglo XX que vivió en El Porvenir, primero en la calle Progreso nº8 y posteriormente en la calle Exposición. Formó parte del destacado grupo de arquitectos del Comité Organizador de la Exposición Iberoamericana de 1929, siendo autor de los pabellones de Colombia y Guatemala, ambos en la avenida de la Palmera; del pabellón de la Prensa, actual colegio España (junto a Vicente Traver), y del pabellón de la Información, actual Restaurante La Raza, además de otros ya desaparecidos. Al margen de su obra…